domingo, 6 de diciembre de 2015

POEMAS SLAM (Con vídeo): P.O.E.S.Í.A


Vídeo del recitado del poema en LOS DIABLOS AZULES de Madrid, en la edición del ciclo SE BUSCAN POETAS a la que acudí como invitado. Como veréis, entre el texto publicado y lo que digo en el vídeo hay bastantes diferencias. Cosas de no tenerlo bien estudiado y tener que improvisar...





 P.O.E.S.Í.A.

Público del Poetry Slam: Estáis siendo ma-ni-pu-la-dos. Ya sé, ya sé que habéis venido esta tarde a este sitio esperando disfrutar de un espectáculo fresco, divertido, juvenil, pero a la vez adornado de la suficiente pátina de culturalidad como para no hacer que os sintáis culpables por abandonar actividades más productivas. Y que según esto, habéis lanzado vuestros cuerpos en la caída controlada a la que llamáis pasos, y habéis abandonado vuestra masa muscular a la gravedad sobre los receptáculos ergonómicos con cuatro puntos de sujección llamados sillas, no sin antes haber intercambiado en la barra pagarés en papel con supuesto valor simbólico y relativo a las reservas de oro del país por envases de vidrio llenos de líquidos con azúcares fermentados cuyo efecto aturdidor sobre vuestros cerebros os proporcione una ligera euforia que ayude a tragar mucho mejor la sucesión constante de memes y lugares comunes a la que llamáis vida.

Entonces ha bajado la luz, y se ha hecho el silencio para que el presentador hablase, y eso ha traído a vuestras cabezas recuerdos atávicos de narradores en la oscuridad e historias al lado del fuego de la cueva y en ese momento habéis establecido un pacto tácito con el resto de homo sapiens del público. Un pacto de no agresión basado en el interés común por lo que va a suceder aquí arriba. Desde ese momento, público del Poetry Slam, habéis estado perdidos.

Público del poetry slam: La gente que ha estado subiendo a este escenario no son gente como vosotros, aunque lo parezcan. Todos ellos, todas ellas, son engendros que fueron expulsados de su grupo humano a muy corta edad, en base a su no adscripción a los cánones mínimos exigibles a los machos y hembras alfa de la especie, y son por tanto gente que jamás ha tenido las gratificantes experiencias que habéis tenido vosotros. Son gente que jamás se ha intoxicado con sustancias líquidas, gaseosas o gramíneas, son gente que jamás ha sentido el chute en los centros del hipotálamo cerebral adscritos al placer y al reconocimiento del entorno al que los seres humanos llamáis amistad, son gente que jamás ha fingido disfrutar un acoplamiento sexual con protección profiláctica de por medio. 

Y por tanto son gente que os odia.

Que os odia, y que ha gastado la mayor parte del tiempo de su vida encerrados en habitaciones oscuras, sin más cosas que hacer que afilar viejos encantamientos léxico-verbales de dominio y posesión, transmitidos en voz baja y en secreto de generación en generación, y verter sobre ellos toda esa ola de odio, furia, mal rollo y envidia de pene, para crear con esta mezcla encantamientos con forma de poemas de tres minutos, que lanzados como arpones hacia vuestras cabezas exploten y se oculten detrás de vuestras mentes, y crezcan en secreto hasta que un día cualquiera os encontréis de repente en vuestras cabezas con ideas que ni son vuestras ni habéis pedido.

Y luego saldrán aquí y dirán: "Voy a recitar un poema contra la violencia"¡VIOLENTOS ELLOS, QUE ESTÁN VIOLANDO VUESTRAS CABEZAS!

Ese es el secreto de todo esto. Ese es el secreto de la poesía. Poesía, su propio nombre lo indica: P.O.E.S.I.A. Puedo Operar Espejismos Sobre Inocentes Audiencias. Planteo Opino Expongo Seduzco Intrigo Atrapo. De eso va todo esto en realidad, y no de otra cosa. Ahora ya lo sabéis, pero es demasiado tarde. Ahora, seguid escuchando.


Es 

Una 

Orden.






...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada