miércoles, 30 de diciembre de 2015

POEMAS: LAS TRES VERSIONES DEL "FLASH" ( + la de Sarmentero )



El poema este del vídeo seguro que ya lo conocéis si seguís mi blog mínimamente: Se titula "Flash" y durante mucho tiempo fue mi poema-carta-de-presentación. Hace ya tiempo que, ya cansado de la tralla que le estaba dando, decidí dejarlo un poco apartado de mi repertorio habitual. Eso no quita que sea un poema al que le tengo bastante cariño, ya que creo que es simpático, directo y bastante original, aunque muchas de las "modernísimas" expresiones anglosajonas que utilicé en su momento se hayan quedado ya totalmente desfasadas... Pero bueno, lo que importa para el post de hoy es que nos quedemos con el sentido del poema: Una historia de amor urbana y fugaz, contada mediante el uso de expresiones en inglés que ya están del todo introducidas en nuestro idioma y que todo el mundo entiende, aunque no hable el idioma en cuestión... Pero bueno, para ver bien la posterior comparación, mejor repetir el texto completo, acompañado de una foto de Times Square, por ejemplo:


FLASH


Puedo escuchar ramalazos de stress

en el vacío del gran tetra brick

en el que hago mi break
                                                 con este picnic de alquitrán y smog.
Bordeando parkings y clubs de top-less

he caminado, buscando el hat-trick

de un fugaz fuck & run

mas permanece aún vacío mi  blog.

La sesión jam de la tarde es un hit

de drum n`bass remezclado con house

por un DJ hasta el culo de crack

y yo me quedo atascado en su  beat

hasta que, en un cut en seco, el soundtrack

cambia de ritmo, convertido en trash,

y tú, vestida como barbie girl,

cual superstar invitada del film

te me apareces delante en un FLASH.

Tú, la más funky. La diosa más cool

la perfección del mejor video-clip

en widescreen y con dolby surround.

Catapultada a la cima del top,

como un big bang surges entre el spam

sin hacer caso a señales de stop.

Y eres volátil oasis de glam,

eres burbuja que estalla en un pop

en el juego del pang!

Y tiene tu relucir de jet-set

la suavidad de una bebida light

y el amargor transparente del gin

tintineando on the rocks.

Reflejas sobre el perfecto parket

el look más fresco, la rabia más teen.

Como un graffiti de miles de sprays

del artista más hot.

Mas , en segundos, deshaces el link

y ya te esfumas. Me dejas en shock.

Soy como el clown de un antiguo cartoon

congelado en un take.

Igual que el crack que va después del boom

Igual que el caddie que no encuentra el green.

Igual que un freak con delirios de hacker

que se traga un fake.

Oyendo risas como de sitcom,

sin ni siquiera haber pillado el gag

cual secundario de Cheers o de Friends,

totally fucked, y más off que on

Mientras la luz, serpenteando en un tag

sobre las nubes, escribe:





THE END.






Y esto es el poema, básicamente. Pues bien, a pesar de que, como digo, es ya bastante conocido, lo que mucha gente no sabe es que existen otras dos versiones del mismo texto, como si se tratase de variaciones de una misma sinfonía. Una de ellas utilizando expresiones francesas y otra con modismos en latin. La primera surgió en los tiempos del Bukowski Club, cuando la poeta Silvia Oviedo me desafió a hacer lo mismo que en el Flash original pero en la lengua del país vecino. Ni corto ni perezoso, a la jam del miércoles siguiente acudí con este "ÉPAT", que ahora os presento, acompañado de una foto de la torre Eiffel. Ahí va:




ÉPAT.



Puedo escuchar ecos de scaramouche

en el vacío del gran boulevard

en el que hago claqué

con paso de bailarín amateur.



Por mil cafés, creperiés y meublés

he caminado, buscando un epát

de flor del mal digna de Baudelaire

representada en una femme fatal,



más permanece aún vacío el dossier.



Esta soirée tiene un je ne sais quoi

de enfant terrible que monta un collage

con trozos de enciclopedia Larousse,

                         

y yo me pierdo en este dejá vu,

hasta que en un rifiraf, el ballet

cambia de ritmo y se vuelve Can-Can,

y tú, vestida de Prét-a-porter

como un ataque de Napoleón

te me apareces en un



                       ¡Vive la France!



¡Tu, la más chic!

                ¡Tú, la creme de la creme!

¡Brigitte Bardot y Ninette!                    

                           ¡La vedette

más deseada del Folies Bergere!

Coleccionando Mon Dieus y Oh la las,

como un jet d´eau surges de la melée

nadando en nubes de eau de toilette,

y eres ligera como un petit suisse

y eres inmensa como el Tour de France

eres burbuja en petite èclosion de radiante champagne.



Y tiene tu canapé de gourmet

el amargor del mejor queso Brie

combinado en soufflé

con el dulzor de un bombón Mon Cheri,

dejas pintado sobre el gotelé

con joie de vivre, la furia dadá,

como si fuera el postrer tour de force

de un artista naive.



Mas en segundos, se rompe el affaire

y tú te vas.

            C´est fini.

                       Rien de rien.

Soy como un triste payaso Pierrot

en un mal vodevil.

Soy como un preso sin un vis-a-vis

Como un vouyeur en un menage a trois,

igual que un Chateau Brien

edulcorado con Eau de Vichy.

Oyendo risas de la comedie,

permaneciendo muy comme ci comme Ça

cual segundón de Asterix o Amélie,

sin un au revoir que dijera Voltaire,

gritando al viento ne me quitte pas

mientras las luces de la Torre Eiffel

pintan en la oscuridad:



                      
 C´ est la vie.





Curioso, ¿verdad?. Pues no acaba aquí la cosa porque, como digo, existe también una tercera versión cuya idea surgió en una conversación con mi amigo Rafael Sarmentero y que cambia las expresiones galas por otras en latin, también buscando expresiones que en mayor o menor medida fueran comprensibles por la mayoría de la gente. Aquí os la presento, acompañada de un foto del Coliseo, para dar ambiente. Esto es "EXCELSIOR":




EXCELSIOR!

Puedo escuchar los cuchillos de silex
del horror vacui en el gran pandemonium
por el que hago mutis
con gesto de padecer rigor mortis.
Por entre Audis y casas de climax
he caminado teniendo por summum
lograr un coitus que no sea interruptus
mas permanece vacía mi agenda.

Tiene esta tarde el reductio ad absurdum
de un vademecum carente de index
y yo me siento perdido en su corpus
hasta que ,impávido, el statu quo
sufre de pronto una metamorphosis
y en un instante de súbita  praxis
te me apareces,
                       y yo grito
                                         EXCELSIOR!

¡Tú, puela pulchra!¡Tú, gloria cum laude!
¡Belleza suma más alta en el podium!
¡Rosa rosaeCénit del homo sapiens!
¡Sancta sanctorum del Dios con más INRI!
Sin hacer caso a señales de ¡Salve!
cruzas la calle parando los rolex
y eres la demostración más in situ
de que el el tempus fugit.
Y luces en tu curriculum vitae
la candidez de una opera prima
 pero a la vez, un modus operandi
 de ars amandi selecta.
Reflejas sobre la gran via apia
un maremagnum de …..............
igual que si fueras
el non plus ultra de un docto poeta
dotado de ars gratia.

Mas en segundos deshaces el quorum
y ya te vas,
                 sin post data ni addendum.
Soy un cogito ergo sum sin ex libris,
soy un paedófilo en un corpus christi
igual que un forum sin un referendum.
Oyendo risas de mofa y de befa
cual secundón de Espartaco o Quo vadis?
sin dar por fin con el quid del pro quo,
gritando al cielo “Delenda est Cartago!”
mientras la luz, en un deus ex machina
escribe sobre las nubes

                                               SIC TRANSIT.





Y bueno, básicamente estas son las tres versiones del Flash hasta el momento presente. Por el camino se quedó otra en italiano que no pude terminar debido a las pocas expresiones en este idioma que han calado en el castellano. No obstante, si alguien quiere lanzarse a escribirla, tiene mi permiso. También andan por ahí perdidas otro par de versiones-homenaje que de este poema hicieron mis amigos Rafael Sarmentero y Nacho Aldeguer...Incluso estas dos las daba ya por perdidas hasta que la última limpieza de mi viejo correo de hotmail me permitió rescatarlas. y ahora han servido para pasar un buen rato con este post tan curioso...

¡¡ACTUALIZADO!! Rafael Sarmentero me ha pasado la que fue su versión del "Flash", titulada "FLASHÉAME". Aquí la tenéis para vuestro asombro y disfrute, con una foto para ambientarla pues, por ejemplo, de la tarima del Bukowski Club:




FLASHÉAME
{Homenaje a Flash, de Daniel Orviz}

por Rafael Sarmentero

Puedo escuchar ramalazos histéricos
en el vacío del gran cuadrilátero
en el que hago mi réplica
con este ágape de Silencio y Héroes.
Bordeando autos y salas pornográficas
he caminado, buscando tres óbolos
de un fugaz polvo y éxodo,
pero sigue vacía mi bitácora.
La sesión mixta en la tarde es un éxito
de batería mezclada con máquina
por un pincha pleno de psicotrópicos,
y yo me quedo atascado en su cántico
hasta que, en un corte en seco, la música
cambia de ritmo, convertida en vértigo,
y tú alzada en muñeca de plástico
cual superestrella de la película
te me apareces delante en un CÁSPITA.
Tú, la más cándida. La diosa más mágica,
la perfección del mejor coreógrafo,
en apaisado y en estereofónico,
catapultada a la cima en la cúspide,
como un vórtice surges en los periódicos
sin hacer caso a señales de párese.
Y eres volátil oasis de estética,
eres burbuja que estalla en su cáscara
en el juego del álgebra.
Y tiene tu relucir de altas métricas
la suavidad de bebidas dietéticas
y un amargor transparente de tónica
tintineando on the Buckingham.
Reflejas sobre el perfecto sintético
el aire más fresco, la rabia más tórrida.
Como un dibujo de miles de aerógrafos
del artista más cálido.
Mas, en segundos, deshaces el vínculo
y ya te esfumas. Me dejas afásico.
Soy como el látigo de un antiguo cómico
congelado en el Ártico.
Igual que el cómo no que va después del fóllame.
Igual que el Cósimo que no encuentra el ático.
Igual que un vándalo con delirios de técnico
que se traga un cítrico.
Oyendo risas como de Hollywood
sin haber ni pillado lo lúdico
cual secundario de Cuéntame o Médico,
muy ojiplático, y muy poco lúcido,
mientras la luz, serpenteando cual íncubo
sobre las nubes, escribe:
 

BY BUNBURY.




A Rafael lo tenéis a vuestra disposición en www.sarmentero.com



...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada